Ish-á. Proyecto de Reciprocidad

 

Contacto | Enlaces de Interés | Políticas de Privacidad | Mapa del Sitio
 
Buscar:
Facebook Correo
Inicio | Noticias | Cursos | Artículos de interés | Agenda | Colaboradores | Alianzas Estratégicas | Comité Científico | Historia

 

Igualdad Esencial Entre Varón Y Mujer



 

Myriam Mitrece

Blanca Castilla de Cortazar en su libro “¿Fue creado el varón antes que la mujer?”[1] expone excelentemente las razones por las cuales puede interpretarse, siguiendo la exégesis de Juan Pablo II, que tanto varón y mujer fueron afirmados por un único acto creador de Dios.

Respecto de la narración bíblica, “En la descripción del Génesis 2, 18-25 la mujer es creada por Dios ‘de la costilla’ del hombre y es puesta como otro ‘yo’, es decir, como un interlocutor junto al hombre, el cual se siente solo en el mundo de las criaturas animadas que lo circunda y no halla en ninguna de ellas una ‘ayuda’ adecuada a él. La mujer, llamada así a la existencia, es reconocida inmediatamente por el hombre como ‘carne de su carne y hueso de sus huesos’ (cf. Gn 2,25) y por eso es llamada ‘mujer’. En el lenguaje bíblico este nombre indica la identidad esencial con el hombre: ‘is-issah, cosa que, por lo general, las lenguas modernas, desgraciadamente, no logran expresar. ‘Esta será llamada mujer (‘issah), porque del varón (‘is) ha sido tomada’ Gn.2,25. [2].

Pero agrega Juan Pablo II, en torno a esta frase que “es significativo que el primer hombre ('adam), creado del 'polvo de la tierra', solo después de la creación de la primera mujer es definido como varón ('is). Así, pues, cuando Dios-Yahvéh pronuncia las palabras sobre la soledad, las refiere a la soledad del 'hombre' en cuanto tal, y no solo del varón”[3].

Estos textos nos ofrecen bases suficientes como para poner en evidencia la igualdad esencial entre el varón y la mujer desde el punto de vista de su humanidad.

Así, podemos comprender mejor la afirmación de Yahvé ‘voy a hacerle una ayuda adecuada (Gn 2,18-25), tanto la mujer debe ayudar al varón como el varón a la mujer en tanto ambos son personas humanas, distintos de todo el resto de la creación visible. “Se trata de una ‘ayuda’ de ambas partes, que ha de ser ‘ayuda’ recíproca. (...) Basándose en el principio del ser recíproco ‘para’ el otro en la ‘comunión interpersonal, se desarrolla en esta historia la integración de la humanidad misma, querida por Dios, de lo ‘masculino’ y de lo ‘femenino’”[4].

 

Fuente: Master en Ciencias de la Familia (Universidad de Málaga) - Trabajo final de Myriam Mitrece, argentina (fragmento)

 



[1] Castilla de Cortazar, B. ¿Fue creado el varón antes que la mujer?

[2] Juan Pablo II, Papa. Mulieris dignitatem (pags. 23,24)

[3] Juan Pablo II. Audiencia General del 10 de Octubre de 1979.

[4] Juan Pablo II, Papa. Mulieris dignitatem. pag. 27-28 

18/01/2013