Ish-á. Proyecto de Reciprocidad

 

Contacto | Enlaces de Interés | Políticas de Privacidad | Mapa del Sitio
 
Buscar:
Facebook Correo
Inicio | Noticias | Cursos | Artículos de interés | Agenda | Colaboradores | Alianzas Estratégicas | Comité Científico | Historia

 

Historia

Por Qué Ish-Á

"Ish-á" (iyá o ishá, fonéticamente) es una conjunción de otras dos palabras hebreas: varón y mujer, ish e isha. Pertenecen a aquel tipo de aquellas palabras cuya traducción no es tan fácil, ya que son muy específicas en el texto bíblico y no siempre en otros idiomas se pueden traducir exactamente. Se busca, por ello, el sentido más cercano.

Así, en esta búsqueda de raíces, consultamos diccionarios bíblicos y especialistas. Pero fue finalmente el Rabino Shmuel Shaish quien desde Eliat, Israel, nos aclaró con sabiduría estos conceptos.

La Creación de la primera pareja humana figura en el Génesis tres veces; la primera, en el cap. I:27: "Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, macho y hembra (zajar unekeva) los creó". La segunda vez en el cap. II:21-24: "Entonces, Dios hizo caer sobre el Hombre un sueño letárgico, y mientras dormía tomó uno de sus costados (¿costillas?), reponiendo carne en su lugar; seguidamente, del costado tomado al hombre formó Dios a la mujer y se la presentó al Hombre, quien exclamó: esta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne, esta será llamada ISHA (¿varona?), porque de ISH (¿varon?) ha sido tomada. Este es el porqué el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer, y son los dos una sola carne". La tercera vez, en el cap. 5:1-2: "He aquí la lista de los descendientes de Adam, cuando creó Dios al hombre lo hizo a imagen de Dios. Los creó macho y hembra, los bendijo y les dio el nombre de Adam el día de su creación".

Como bien podemos ver, nos decía Shmuel, las tres fuentes son un poco distintas. Sobre el origen de la palabra Ish hay muchas teorías y ninguna es segura. Lo seguro es que Isha es el femenino de Ish. En el hebreo medieval y moderno, ish es persona; si esa es la idea bíblica, puede ser o no. En los Midrash (comentarios en la literatura rabínica medieval) aparecen textos de gran belleza, como este: "Ish-Isha están formadas por dos letras que están en ambas palabras: aleph-shin, y se diferencian en otras dos letras: yod-hei; el varón tiene la yod y la varona tiene la hei. Yod y Hei son dos de las letras del Santo Nombre de Dios. Si una pareja deja entrar a Dios con ellos, se unirán y amarán; mas si no dejan entrar a Dios con ellos, quedan solamente la aleph y la hei, que juntas son Esh, fuego, el fuego del desprecio y odio que pueden sentir los miembros de una pareja, cuando no hay amor y Dios no está con ellos".